El uruguayo Gustavo Poyet dejó de ser entrenador del equipo chino Shanghai Shenhua, tras solamente diez meses en el cargo y después de otra derrota a domicilio en la Super Liga China (CSL), anunció este lunes el club.

Poyet, de 49 años, no logró cumplir con las expectativas generadas en este club, que terminó cuarto en el pasado campeonato de liga e hizo una gran inversión de cara a la actual campaña, incluyendo el fichaje de Carlos Tevez, por 38 millones de euros (más 33 millones de dólares) al año. ¿Otro motivo para que el Apache anticipe su vuelta al Xeneize? Este domingo el Shenhua fue derrotado 2-1 en su estadio por el Henan Jianyem, con lo que queda relegado a la undécima posición entre los 16 equipos de la CSL.

 

Los hinchas criticaron duramente a Poyet y a Tevez tras una serie de malos resultados al iniciarse la temporada. El entrenador uruguayo ya había dado a entender el pasado mes de agosto que podría renunciar al cargo, tras otra derrota entonces a domicilio por 3-0. “El señor Poyet presentó su dimisión al Shanghai Shenhua Football Club. Tras deliberación, el club aceptó su dimisión”, según un comunicado del club divulgado el lunes.

 

Poyet –cuya carrera como entrenador incluye dos años en la Premier League al frente del Sunderland (2013-2015)– fue reemplazado por el director técnico Wu Jingui.