Sin lugar a dudas, la diputada provincial Teresita Madera tiene una de las tareas electorales más complicadas de su carrera política: ser intendenta de la Capital. (Fuente: RiojaPolítica)

Madera debe remarla en el principal departamento de la provincia, donde siempre ha sido un dolor de cabeza para el peronismo, especialmente el que está relacionado al gobierno provincial.

 

La pelea histórica entre el jefe comunal de turno y el gobernador han afectado al oficialismo gobernante en la provincia y hoy ella tiene que salir por los barrios junto a su compañera de fórmula, la diputada provincial Gabriela Amoroso.

 

Además de las pujas tradicionales entre la Municipalidad y el Gobierno provincial se han sumado las peleas de los dirigentes del interior que debaten diariamente en los medios de comunicación capitalinos.

 

Por la campaña de Madera también se tendrá que arremangar el gobernador Sergio Casas como candidato a diputado nacional, ya que el voto capitalino está dividido entre Alberto Paredes Urquiza e Inés Brizuela y Doria, como así también Néstor Bosetti.

 

Todos los anteriormente nombrados hay que poner en la discusión electoral a los candidatos a gobernador, diputados nacionales y hasta presidente en un departamento que vio en estos últimos años que las peleas espurias han dejado las esquirlas en las calles y en los barrios.