En Estados Unidos informan que el club francés ofertó 10 millones de dólares por el mediocampista de 24 años que brilla en el DC United.

El nombre de Luciano Acosta se difuminó en los recuerdos de los futboleros. Aquel chiquito irreverente que prometió en Boca, quedó marginado tiempo más tarde y debió emigrar a la MLS de Estados Unidos con la idea de reconstruir todo lo que había prometido. La apuesta fue un éxito: brilló en el DC United y ahora está a punto de cerrar su transferencia a uno de los clubes más poderosos de Europa.

 

Según informa el Washington Post, el París Saint Germain realizó una oferta cercana a los 10.000.000 de dólares para comprar su ficha y el futbolista de 24 años abandonó el centro de entrenamiento del club norteamericano anoche para volar rumbo a Francia en caso de tener que someterse a un examen físico de urgencia.

 

El medio advierte que en caso de encaminarse definitivamente la negociación, la cifra sería imposible de rechazar para el equipo que tiene como máxima figura a Wayne Rooney ya que se transformaría en la venta más importante de su corta historia.

 

El período de transferencias en la Ligue 1 cerrará en las próximas horas y eso obliga a un rápido desenlace de la negociación. Las tratativas, por sí o por no, se terminarán hoy mismo.

 

No es el único club que tiene al mediocampista ofensivo en su radar: Manchester City y otro combinado de la Premier League que no fue informado también lo siguen de cerca.

 

Acosta viene de brillar durante la última temporada de la MLS en una dupla letal con Rooney: terminó segundo en asistencias en la liga gracias a los 17 pase-gol que realizó. Además, suma 19 goles a lo largo de los tres años con el DC United.

 

El futbolista argentino debutó con la camiseta de Boca en febrero del 2014 de la mano de Carlos Bianchi. Se transformó en la esperanza del “Xeneize”, pero su nivel no fue el esperado. Acumuló 28 presentaciones oficiales y anotó dos tantos.

 

Tras una temporada a préstamo en Estudiantes de La Plata (38 partidos y 2 goles), debió buscarse un nuevo destino ya que el “Vasco” Arruabarrena no lo iba a tener en cuenta y emigró a préstamo al DC United. En esa franquicia convenció y al terminar la cesión adquirieron su ficha por una suma cercana a los 1.400.000 de dólares. El resto, es historia conocida.