Ante el aislamiento social por la pandemia de covid 19, el Ministerio de Desarrollo, Igualdad e Integración Social brindó una serie de recomendaciones para resguardar los derechos de las infancias.

La primera infancia es central para el desarrollo de la persona y, en este contexto de pandemia, es imprescindible respetar el derecho al juego y el tiempo de calidad que los niños y niñas requieren para su formación.

 

La coordinadora de los Centros de Desarrollo Infantil de La Rioja de la Subsecretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, Sofía Juárez señaló que es esencial que las y los adultos, a cargo de niñas y niños, promuevan experiencias de aprendizaje a través de juegos y con actividades que generen emociones positivas.

 

“Todo el cambio que generó el aislamiento afecta mucho a niños y niñas. En la primera infancia es muy importante que haya un orden previsible en las actividades diarias para el desarrollo de la propia seguridad.

 

En cosas simples como desayunar luego de levantarse de la cama, jugar un rato y que luego que siga el almuerzo. Con una rutina se garantiza el óptimo desarrollo infantil temprano”, explicó Juárez.

 

Con las niñas y niños en casa permanentemente, la funcionaria recomendó realizar aprendizajes mediante el juego y dedicarle tiempo de calidad. “Es bueno que los padres o tutores se aboquen realmente a ese momento, que se desconecten del resto, que dejen el celular y no hagan dos cosas a la vez, para disfrutar del momento y que haya conexión con la niña o niño. Esto es realmente importante porque el juego es un derecho legalmente hablando y es central para un desarrollo integral”.

 

Juárez sugirió que en el caso de las y los más pequeños se pueden realizar juegos corporales, que brindan estimulación y ayudan a superar los miedos básicos que se presentan a esa edad. “Por ejemplo los juegos de ocultamiento, que se hacen con una manta o tela, la persona adulta se esconde unos segundos y vuelve a aparecer, así la o el bebé va comprendiendo que es una persona separada de sus padres y se elabora la angustia cuando no los ve, pero comprende que siempre vuelven a aparecer”.

 

También se pueden realizar juegos de sostén, como simulacros de vuelo o de persecución con niños y niñas que ya puedan correr. “Con estos juegos, las niñas y niños resuelven angustias, mediante los niveles de simbolización, son importantes para su desarrollo, porque jugar con ellos y ellas no es una pérdida de tiempo, es su derecho”, indicó la coordinadora.

 

Continuar trabajando
Desde los Centros de Desarrollo Infantil se adoptaron diversas medidas para continuar acompañando a las familias, niñas y niños en este periodo de distanciamiento. Para garantizar una alimentación nutricional, se diseñó un módulo alimentario mensual, para sustituir el desayuno y colación que se brindaba en los Centros de Desarrollo Infantil.

Desde el Centro Inka Suyan, con el objetivo de continuar con la estimulación temprana y la promoción de la salud, una vez por semana se envían diversas propuestas de actividades para que la familia experimente en casa. Algunas de ellas incluyen materiales y un cuadernillo impreso. También se realizan talleres virtuales en los que puede participar toda la familia.

 

En cuanto a la promoción de la salud, se envían experiencias para realizar, que destacan la importancia de una alimentación saludable.

 

“Adaptamos nuestros servicios a esta situación nunca antes vivida. Desde los Centros implementamos las medidas necesarias para que padres, madres y cuidadores, porque tenemos niñas y niños que pertenecen a dispositivos de cuidado, para que los y las adultas a cargo reciban orientaciones y apoyo para un cuidado sensible en las infancias”, concluyó Juárez.