El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, aseguróque la sesión especial solicitada para tratar el pedido de desafuero de la expresidenta Cristina de Kirchner “es institucional” y “no tiene nada que ver con lo partidario, lo político”.

Cambiemos “no tiene interés en chicanas políticas”, agregó.

 

“El bloque de Cambiemos está obligado a darle la tranquilidad a la población de que las instituciones funcionan. Como había una posible interpretación de que el plazo para tratar el tema vencía el martes que viene, el bloque tomó la decisión de pedir una sesión especial para tratar esta cuestión”, insistió Pinedo.

 

No obstante, otra de las opciones consideradas por el senador fue que “los presidentes de bloque digan que en realidad no vence” el plazo para tratar el desafuero “y que se puede fijar otra fecha”. La intención es evitar que “por un tema formal se pensara que Cambiemos no iba a cumplir con su responsabilidad de hacer que las instituciones funcionen”, sostuvo.

 

“No queremos hacer política con esto, ni exponer al peronismo. Queremos que las instituciones funcionen y que el pueblo no sienta que los políticos se ponen de acuerdo”, aseguró

 

“Llo que se está hablando acá es si es razonable el pedido” del juez federal Claudio Bonadio “de meter presa a la expresidenta porque dice que podría perjudicar la investigación”, amplió Pinedo.

 

“Me parece importante que sepa que vamos a ser muy celosos en cuidar todas sus prerrogativas, su derecho de defensa, sus análisis, su mirada para que la pueda exponer para que todos lleguemos a la verdad y no a una persecución política de adversarios que tiene que estar totalmente fuera de la mesa”, cerró.