“Recién llegado a una sociedad donde se vive en libertad y con responsabilidad”, dijo el expresidente a través de las redes sociales.

El expresidente, acompañado por su esposa Juliana Awada y su hija Antonia, llegaron a París, donde permanecerán al menos por 14 días antes de viajar a Zúrich, Suiza, en donde tiene prevista presuntamente una agenda vinculada a su rol como presidente de la Fundación FIFA.

 

“Recién llegado a una sociedad donde se vive en libertad y con responsabilidad”, dijo el expresidente a través de las redes sociales, en lo que es su segundo viaje en pleno aislamiento social, preventivo y obligatorio, pero con la particularidad de que este se da en medio del escándalo desatado al conocerse los chats de quien fuera su secretario, Darío Nieto, y en pleno desarrollo de causas judiciales en su contra, que no solo lo involucran a él sino a gran parte de los funcionarios que integraban su gabinete.

 

Un cronista del portal Infobae dialogó con el expresidente quien dijo estar cansado porque es «un viaje largo» y respondió «calma» al ser consultado por su mensaje a los argentinos. Lo hizo en el aeropuerto, antes de irse al lujoso hotel La Réserve, que cuesta 1800 euros por día, nada más ni nada menos que unos 220 mil pesos.

 

Lejos de la calma pedida por el expresidente, su partida generó polémica en las redes sociales y tuvo incluso expresiones dentro del Ejecutivo, en este caso bonaerense, en la voz del ministro de Salud de Axel Kicillof, Daniel Gollán: “Mi reflexión es desde el punto de vista sanitario. Para mí es un mal ejemplo. Lo dije cuando se fue a Paraguay ida y vuelta. Si todos los argentinos estamos vedados de hacer un montón de cosas, quienes son figuras representativas, a nivel nacional, incluso internacional, no es bueno el ejemplo de decir: ‘Yo hago lo que quiero. Me voy, vuelvo’”, puntualizó el funcionario.

 

Este último viernes, en tanto, el diputado nacional Rodolfo Tailhade pidió su captura internacional, «como a cualquier criminal». «Todo indica que #SeFuga. La única manera de volver al país es en un vuelo privado, y este ratón no va a poner 300 mil dólares para eso. Es generoso sólo con el dinero público. Que se despierten los jueces y requieran su captura internacional a Interpol como a cualquier criminal», aseguró en su cuenta de Twitter.