Ante la nueva negativa empresarial a revisar el techo paritario del 15%, el líder camionero Hugo Moyano confirmó durante la mañana de este lunes la convocatoria a un paro nacional del gremio en reclamo por un aumento del 27%. Por esta vez sería sin cortes de rutas.

Durante una conferencia de prensa en la sede gremial del Sindicato de Choferes de Camiones (Sichoca) Moyano confirmó: “Tuve una reunión con el sector empresario y nos dijeron que no está en condiciones de hacerlo. No pueden ofrecer más del 15%. Ratificamos la medida de fuerza para el día jueves, que se resolvió en la asamblea general”. Este miércoles el gremio se reunirá formalmente con los representantes de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) para continuar las negociaciones, pero no parece haber posibilidades de destrabar el conflicto: “Mañana es la audiencia, pero ya nos dijeron que no pueden ofrecer más del 15%. No sé si el Gobierno no los deja. Nosotros no vamos a firmar menos del 27%”, anticipó Moyano.

 

Más allá de las amenazas previas de un paro “a la brasileña” (con cortes de rutas por tiempo indefinido), el camionero aseguró que el paro del jueves será sin movilización y sin cortes o piquetes del estilo de los que la semana pasada complicaron los accesos a las Capital Federal, impulsados por un sector de camioneros “autónomos”. Ante una posibilidad de medidas de fuerza de este tipo, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich había anticipado que desde el Gobierno no iban a permitir los cortes. Al respecto Moyano consideró: “Es un paro. Cuando se para un camión se lo lleva al costado de la ruta y no funciona. No es corte de rutas. Todo esto que dice la señora Patricia Bullrich no tiene nada que ver con la realidad. No vamos a hacer nada que no corresponda. Pero si ellos lastiman a un trabajador, decidiremos en conjunto lo que haremos. Pero nosotros no vamos a hacer nada que no corresponda”.

 

Durante la breve conferencia de prensa, el gremialista también envió un velado mensaje al triunvirato de la Confederación General del Trabajo, que continúa negociando con el Gobierno: “Si alguien lo quiere tomar con un mensaje, que lo tome. Nosotros cumplimos con lo que los trabajadores no han pedido, que es un paro en reclamo por mantener los salarios que realmente posibilitan vivir con mediana dignidad”.

 

El paro nacional de camioneros no afectará sólo al transporte de cargas sino que también se paralizarán la recolección de residuos y el clearing bancario. Ante la posibilidad de ampliar la medida de lucha con la adhesión de otros gremios al paro (ya las dos CTA y la Corriente Federal del bancario Sergio Palazzo anticiparon sus intenciones de confluencia), Moyano concluyó: “Bienvenidos los que se quieran sumar”.