Si bien es optimista, la gobernadora bonaerense se refirió a su futuro laboral en caso de obtener un resultado adverso en los comicios de octubre.

A cinco días de las PASO, la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal reveló cuál sería su destino laboral en caso de perder las elecciones en octubre, y adelantó que podría volver a “trabajar en una ONG o en el sector privado”.

 

“Voy a seguir trabajando en la Provincia, seguro haciendo cosas por los bonaerenses”, afirmó la mandataria bonaerense, quien según las encuestas de opinión está unos puntos por debajo de su principal rival, el precandidato del Frente de Todos, Axel Kicillof.

 

Consultada sobre una eventual derrota, Vidal se mostró distante con la posibilidad de volver a ejercer de manera “inmediata” un cargo público.

 

“Para mí la política es vocación de servicio, es hacer algo por el otro. Y hay muchas maneras de hacer algo por el otro”, arrancó la gobernadora al referirse sobre su posible futuro laboral. “Yo vivo de mi trabajo. Todavía no lo he pensado, pero antes de dedicarme a lo público trabajé en una ONG y no me disgustaría volver al mundo de lo social”.

 

En esa línea, la dirigente recordó que tuvo una experiencia laboral en la Fundación Sophia, uno de los think tanks vinculados al PRO, e insinuó que podría volver a lo que se conoce como “tercer sector”.

 

“Me gustó mucho estar ahí. No me disgustaría para nada estar en una fundación, o trabajar en algún tiempo en el sector privado. O aprovechar el tiempo para volver a la universidad, como estudiar algún posgrado o especialización en lo social, que es algo que me quedó pendiente por la tarea pública”, opinó la precandidata de Juntos por el Cambio, en diálogo con CrónicaTV.

 

Más allá de las especulaciones con los resultados electorales, Vidal ratificó que su intención es renovar su mandato como gobernadora: “Por supuesto que lo más me entusiasma y me gustaría es poder seguir arreglando salitas de salud, o escuelas. Esa es mi elección personal, pero eligen los bonaerenses, no yo”. E insistió: “Podría estar un tiempo sin cargo público, en casa lo apoyarían”.

 

Sobre el comentario de la tragedia de Once

“Volver atrás es viajar en un tren sin freno automático y que te pase la tragedia de Once”, afirmó en los últimos días María Eugenia Vidal. La frase, que buscaba cuestionar el voto al Frente de Todos, generó revuelo y el rechazo de las víctimas de la tragedia de Once. Por eso, la gobernadora se defendió hoy al aclarar que la frase “fue sacada de contexto”.

 

“Fue una frase sacada de contexto, hablé con familiares de la tragedia y lo que hice fue una referencia al estado de abandono, como la inversión en infraestructura, y eso se traduce en descuido. Hemos trabajado para que eso no suceda más”, indicó Vidal al referirse a la polémica.

 

Por otro lado, la mandataria provincial opinó sobre la campaña de la oposición peronista que encabeza el Frente de Todos: “La oposición tiene el gran desafío de explicar a los bonaerenses por qué el mismo sistema que gobernó la Provincia durante 28 años no pudo o no supo dar respuestas y por qué las daría ahora. Luján se inundó más de 30 veces en 30 años, unas 7 veces en 2014, y cuando llegué las obras no estaban ni empezadas”.