“A dormir y a empezar a trabajar mañana desde la mañana”.

El presidente Mauricio Macri envió a dormir a los argentinos antes de que se difundan los datos oficiales.

 

A las 22:20, cuando terminó el discurso del jefe de Estado, todavía no había indicios sobre quién había ganado las elecciones este domingo pese a que el gobierno nacional se había comprometido a publicar los primeros guarismos a las 21.

 

En el búnker de Cambiemos dominaba el pesimismo. “Aceptamos que hemos hecho una muy mala elección”, dijo el mandatario. Luego, elogió a Horacio Rodríguez Larreta, quien habría realizado una buena elección en la Ciudad de Buenos Aires, y a María Eugenia Vidal.

 

“Duele que hoy no hayamos tenido el apoyo que esperábamos, pero a partir de mañana seguiremos trabajado. Todos somos mas responsables de que este país salga adelante”, completó.