Mientras el Barcelona está de gira por Estados Unidos, la “Pulga” subió una imagen a sus redes sociales luego de entrenar y enseñó quienes lo acompañan durante su rehabilitación.

Lionel Messi no comenzó con el pie derecho esta temporada: tras participar de la Copa América con la Selección y disponer de unas vacaciones, se lesionó en su primer entrenamiento con el Barcelona. Sin embargo, la Pulga es positivo y, mientras sus compañeros están de gira por Estados Unidos, se mostró en compañía durante su entrenamiento de recuperación.

 

A menos de una semana de sufrir una lesión de primer grado en el sóleo, el rosarino se encuentra en plena etapa de rehabilitación en su ciudad. Es así que decidió compartir una imagen después de su práctica de este domingo junto a dos compañeros especiales: sus hijos Thiago y Mateo.

 

En la imagen subida a su cuenta de Instagram, Leo posó sin remera y con short y medias de entrenamiento junto a sus dos hijos mayores, también vestidos de pies a cabeza con la indumentaria del Barça. “Seguimos recuperando, hoy con dos compañeros de entreno muy especiales”, redactó.

 

Producto de la lesión, Lionel Messi no viajó a Estados Unidos para afrontar los dos partidos frente al Napoli. El primero, que tuvo lugar en el Hard Rock Café de Miami, fue victoria para el conjunto español por 2-1, mientras que el segundo se llevó a cabo el sábado en el Michingan Stadium y fue goleada del Azulgrana por 4-0, con el debut en las redes de Antoine Griezmann.

 

Desde el cuerpo médico del Barcelona apunta a que Messi esté recuperado para el debut liguero en Bilbao ante el Athletic del viernes 16 de agosto en el Estadio San Mamés.

 

Mientras se encuentra recuperándose, el argentino de 32 años es uno de los nominados a conquistar el premio The Best y se adjudicó un nuevo galardón: uno de sus goles fue catalogado por la UEFA como el “mejor gol de la temporada 2018/2019″.

 

El rosarino se quedó con el premio gracias a una exquisita obra de arte realizada durante las semifinales de la Champions League ante Liverpool. En el encuentro de ida, doblegó la resistencia del brasileño Alisson Becker con un maravilloso tiro libre.