El REM mantuvo la previsión de un dólar a $65 para diciembre, $0,9 menos que el informe del mes pasado.

Según el promedio de 45 consultoras privadas y otras entidades que tiene en cuenta el Banco Central todos los meses para armar el Relevamiento de Expectativas de Mercado, o REM, la variación del Índice de Precios al Consumidor del Indec en octubre habría sido de 4,2% mensual, bajó 1,7 puntos porcentuales en comparación con el dato real de septiembre. En el cálculo para todo el 2019, la cifra subió 0,7 puntos porcentuales a 55,6 por ciento.

 

El IPC del Estudio Ferreres arrojó para octubre 4,4% mensual, registrando una variación de 49,0% en términos interanuales. Mientras que C&T estimó 4%; y LCG levemente inferior a 4%, similar a la medición de la consultora Elypsis.

 

El dato de noviembre adquiere una singular fragilidad, como consecuencia de que comenzaron a moverse diversos precios regulados por el Gobierno, como el 5% de las naftas. Además de esta autorización, suben 6% los impuestos y entre 6% y 8% los biocombustibles, 4% en prepagas; recarga y abonos de celulares entre 11% y 22%; alimentos en un rango de 12% a 14%, por el fin del acuerdo de Precios Esenciales, entre otros. No obstante, el REM anticipó 4,1%, antes de conocer los aumentos de marras.

 

El REM anticipó 4,1% para noviembre, antes de conocer los aumentos anunciados en los primeros días del mes
También los economistas del sector privado mantienen un rango de inflación en torno a 4% para el último mes de 2019, y a partir de ahí proyectan una desaceleración moderada para los primeros meses del próximo año, aunque aún no se conocen los lineamientos que guiarán la política de ingresos del nuevo gobierno que asume el 10 de diciembre.

 

Y pese a que la actual administración comenzó a autorizar subas de precios que fueron postergadas durante el período electoral, los analistas de mercado presupuestan que la inflación núcleo, la que no está afectada por decisiones discrecionales de la autoridad económica, ni por factores estacionales, el consenso del mercado la elevó a 4,5% para octubre y 4,4% en noviembre, y mantienen el rango del 4% hasta enero próximo.

 

Para 2020, la expectativa de inflación de los analistas se ubicó en 42,9%, se aceleró 2,4 p.p. en comparación con las previsiones del mes anterior.

 
Otras variables

* PBI: Los analistas prevén una caída del Producto Interno Bruto real para 2019 de 3,0%, dos décimas porcentuales más que lo estimado un mes antes. A su vez, prevén que en 2020 la actividad económica se contraiga 1,7% (0,2 p.p. de mayor caída que en la encuesta previa), en tanto que esperan una expansión de 1,6% para 2021 (0,1 p.p. inferior a lo proyectado en septiembre).

 

* TASA Leliq: La tasa de interés de referencia para la política monetaria para noviembre se proyecta en un promedio de 63% (el piso recientemente anunciado por el Copom del BCRA para el mes) y un sendero descendente hasta alcanzar 60% anual a 7 días para diciembre de 2019, significa un descenso de 13 p.p. en relación con el REM de septiembre.

 

* Tipo de cambio con cepo: La proyección para noviembre descendió a $61,1 por dólar, casi un peso respecto del mes previo, pero sin afectar la estimación para el cierre del año de $65 por unidad.

 

* Déficit fiscal primario: Para 2019 se elevó a $177,1 miles de millones ($14,6 miles de millones adicionales de déficit respecto del REM de septiembre), como consecuencia de los efectos de la aceleración de la inflación.

 

El sondeo de opinión de los analistas de mercado fue realizado entre el 29 y el 31 de octubre, y participaron 45, como en la anterior ocasión), entre los cuales se cuentan 27 consultoras y centros de investigación locales, 14 entidades financieras de Argentina y 4 analistas extranjeros.