Balerdi y Gaich, los dos de apenas 20 años, entraron sobre el final del partido para sumar sus primeros minutos.

La goleada y la convincente actuación de la Selección sobre México en este segundo amistoso de la fecha FIFA seguramente le haya dejado sensaciones positivas al técnico del combinado nacional, Lionel Scaloni. Tan bueno fue el partido de la Argentina que, ante un 4-0 categórico, el entrenador se permitió mandar a la cancha a dos juveniles que en realidad habían viajado a Estados Unidos para sumar experiencia junto al grupo de la Mayor.

 

Se trata de Leonardo Balerdi y Adolfo Gaich. El ex Boca entró a los 37 minutos del segundo tiempo por Lucas Martínez Quarta y se paró como primer marcador central al lado de Marcos Rojo; mientras que el delantero del Ciclón sustituyó a Rodrigo De Paul a los 42′ y hasta se animó a tirar una pared con Dybala.

 

El defensor, sin demasiado lugar en el Borussia Dortmund, es uno de los grandes proyectos para el futuro de la Argentina, aunque justamente su traspaso al fútbol alemán y la falta de rodaje lo dejaron afuera del Mundial Sub 20 que se jugó este año en Polonia. En la vereda opuesta esta el 9, que tampoco tiene demasiadas chances en San Lorenzo pero estuvo presente en cada compromiso de las Juveniles de Batista: marcó tres goles en la Copa del Mundo y fue la figura indiscutida del equipo que se consagró en los Panamericanos de Lima con seis tantos en cinco partidos.