El entrenador no utilizó excusas para analizar el tropiezo por 1-0 ante el Canalla en el Monumental: “Cuando jugás mal, perdés”.

River cayó sorpresivamente 1-0 ante Rosario Central en el Monumental y dejó pasar la oportunidad de despegarse en la cima de la tabla de la Superliga. Y, sobre todo luego de la apertura del marcador por parte de Lucas Gamba en el amanecer del segundo tiempo, mostró una versión imprecisa, sin cambio de ritmo. En el umbral de dos semanas decisivas (el jueves el Millonario juega ante Estudiantes de Caseros por la semifinal de la Copa Argentina y el 23 disputará la definición de la Copa Libertadores ante Flamengo), Marcelo Gallardo no apeló a eufemismos para analizar el tropiezo. El Muñeco realizó una profunda autocrítica y pidió que la derrota sea “útil para lo que viene”.

 

“El gol creo que nos dañó y no tuvimos ni la frescura ni la creatividad ni la rebeldía para dar vuelta la historia. Nos pegó bastante fuerza y no tuvimos muchas respuestas, era una linda posibilidad, pero hay que pensar en lo que viene, y para lo que viene es útil: nos dice que cuando perdemos un poco la intensidad podemos perder estos partidos”, sentenció el entrenador, de 43 años.

 

“Me duele perder puntos en nuestra cancha, ante nuestra gente y no es que merecimos perder el partido en los que jugamos acá. Teníamos un lindo motivo para jugar este partido, en nuestra cancha y con nuestra gente, nos jugábamos la punta del campeonato. Y sucedió lo que sucede: un equipo que te espera, se mete atrás, tenés que tratar de desgastar al rival y eso pasó en el primer tiempo. Pero al minuto del segundo, nos hicieron ese gol que les dio muchas energías para defender y para nosotros fue un golpe”, continuó con su explicación.

 

En este tramo de la temporada, Gallardo optó por reducir la rotación: su plan fue afrontar el partido ante los Canallas y los dos que vienen con la misma base. La apuesta puede ofrecer algún riesgo de cara a la búsqueda del bicampeonato de América. De hecho, Enzo Pérez sufrió una molestia en la primera etapa, pero pudo completar el encuentro. “No le pasó nada. Tuvo un movimiento en el primer tiempo, pero fue más que nada un susto. Terminó jugando bien después de lo que le pasó”, explicó sobre el mediocampista. “Estamos jugando los partidos que tenemos que jugar con el equipo que yo pienso que es el mejor para afrontarlo”, justificó.

 

Por último, volvió a la autocrítica: “Hoy perdimos y jugamos mal. Cuando jugás mal, perdés. Ya está. Ahora hay que levantarse porque tenemos cosas muy lindas por jugar”.