La Obra emblemática de la gestión Paredista la 1 de Marzo el monumento a la corrupción más de 230 millones de gastos se “olvidaron” de hacer los desagües. Fué adjudicada a los hermanos Bosetti de manera directa.