Lo decidió el tribunal oral que lo juzga. Entendió que podía volver a fugarse.

Ordenó que el Servicio Penitenciario informe si sus enfermedades pueden ser tratadas en prisión. La defensa pedirá la prisión domiciliaria.

 

El tribunal oral que lo juzga por presunta asociación ilícita rechazó liberar al empresario Alberto Samid que así seguirá detenido y que desde ayer está alojado en una cárcel federal.

 

Fuentes judiciales informaron a Infobae que el Tribunal Oral en lo Penal Económico 1 entendió que en libertad Samid podía volver a fugarse. “Corresponde presumir, fundadamente, que en caso que el nombrado recuperase su libertad, eluda la acción de la justicia”, dijeron los jueces José Michilini, Diego García Berro e Ignacio Fornari.

 

Y agregaron: “se verificaron reiteradas incomparecencias de José Alberto Samid al plenario pese a las específicas órdenes del tribunal -debidamente notificadas- en punto a las fechas en que debía presentarse, sin que se hubiese dado justificación alguna al respecto”.

 

El tribunal señaló que sobre Samid pesó una orden de detención, que estuvo prófugo y que fue detenido en Belice.

 

Los jueces además le pidieron al Cuerpo Médico Forense “realice un completo y exhaustivo examen médico psicofísico” de Samid y al Servicio Penitenciario Federal que de manera “urgente” determine el estado de salud del empresario, si presenta alguna enfermedad o dolencia y si la tiene su puede ser atendida en la cárcel.

 

Samid tiene diabetes e hipertensión para lo que necesita medicación. La defensa de Samid pedirá su prisión domiciliaria. Para eso entregó hoy nuevas constancias médicas a las que presentó ayer.

 

Samid está alojado en el Hospital Penitenciario Central (HPC) de la cárcel de Ezeiza. Allí se le harán estudios médicos y luego será llevado a la cárcel de Marcos Paz.