Recesión industrial, pymes destruidas, tasas por las nubes. El Frente de Todos deberá aplicar un fuerte plan de reactivación. ¿Qué tienen en mente?

Ya en el final de la Argentina cambiemita, cada sector de la economía hace balances sobre el impacto que tuvo el modelo neoliberal en la actividad. Producto de la desregulación económica y la apuesta por la timba financiera, la industria pudo ver su desmoronamiento, especialmente en el último año y medio, con la explosión de la crisis. ¿Cómo hará el nuevo Gobierno para revertir la situación?

 

Durante la semana, la Unión Industrial Argentina informó una caída interanual del 7% en septiembre en la actividad, lo cual significó el décimo séptimo mes consecutivo con cifras negativas. En comparación con agosto, la producción retrocedió 3,3%; mientras que en el período enero-septiembre, acumuló un descenso del 7,6% respecto al mismo período del año anterior.

 

“El nivel de producción se encuentra en el escalón más bajo desde 2009. Los datos muestran el delicado estado de la industria, que se agravó aún más con la volatilidad cambiaria registrada en agosto, reflejada en una menor demanda interna, mayores costos y fuerte deterioro de la cadena de pagos”, señaló la entidad. La dinámica se explica por cómo se desarrolló la actividad en la principal jurisdicción del país.

 

La provincia de Buenos Aires fue uno de los distritos más afectados por el industricidio de estos años. En lo que va del año, la industria en PBA cae 9% y opera en el nivel más bajo desde 2012, según datos recabados por el economista Sergio Chouza.

 

Ya el INDEC había reconocido la crisis terminal que atraviesa el sector en su informe sobre el índice de producción industrial manufacturero. El indicador descendió 5,1% en septiembre -lo que significó una retracción de 17 meses consecutivos-, por lo que la caída acumulada en los nueve meses de 2019 es del 7,8% respecto a igual período de 2018.

 

Flourish logoCreado con Flourish
El informe detalló que el sector que tuvo un mayor retroceso fue “Otro equipo de transporte” que cayó 19%. También se contrajeron Prendas de vestir, cuero y calzado (-18,2); Vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes (-16,2); Muebles y colchones, y otras industrias manufactureras (-13,7); Sustancias y productos químicos (-12,3); Productos de metal (-9,4); Maquinaria y equipo (-8,7); Industrias metálicas básicas (-8,3); Productos minerales no metálicos (-4,1); Productos de caucho y plástico (-3,2) y Refinación del petróleo, coque y combustible nuclear (-2,2).

 

Un estudio de la Universidad Nacional de Avellaneda reveló que se destruyeron 3.500 empleos industriales por mes desde diciembre de 2015, es decir, 137.000 puestos de trabajo menos a la fecha. El cálculo surgió en base a las estadísticas de la Secretaría de Trabajo y Empleo.

 

Flourish logoCreado con Flourish
En ese contexto, el presidente, Mauricio Macri, ratificó que una vez concluido su mandato seguirá “estando a disposición” del sector de las Pymes “para ayudar y cuidar que tengamos reglas claras y que en la Argentina se pueda emprender”. Fue durante un encuentro que mantuvo en la residencia de Olivos con más de 30 emprendedores de todo el país.

 

“Ustedes tienen la capacidad de crear y lo que nosotros tenemos que hacer es salir de estos 77 años de déficit fiscal para que vayamos hacia una moneda sana, estable, y para que vuelva el financiamiento a la vida diaria de todos los argentinos”, dijo Macri sin inmutarse ante las escalofriantes cifras que deja su gestión.

 

En principio, lo que se desprende de las declaraciones públicas y los documentos a los que accedió este medio, la reactivación se centraría en recomponer la demanda.

 

Para los equipos técnicos que colaboran con el presidente electo, Alberto Fernández, las expectativas de los agentes económicos tienen una alta incidencia. Por eso, consideran indispensable devolver la credibilidad en el peso, desalentar el atesoramiento de dólares, expandir el consumo y que se recreen expectativas favorables sobre la economía local.

 

¿Qué medidas podrían implementarse?

 

Replantear el pago de tarifas de servicios públicos, aceleración de aplicación de derechos antidumpings; reinstalación de veedores en Aduana; reapertura de aduanas especiales; regulación de normas técnicas y especificaciones sanitarias y fitosanitarias “espejo” a las de principales socios comerciales.

 

Además, se piensa en promover la creación de una Agencia de Promoción de Exportaciones PyME que tendría las siguientes tareas: establecer líneas de pre y pos financiación para el comercio exterior; y establecer tributación –incluiría derechos a exportación y reintegros– segmentada por sector, tamaño y región, y con consideración a quienes creen empleo.

 

Del mismo modo, la nueva administración podría reactivar las líneas de crédito productivas del BCRA equivalentes al 25% de los depósitos totales del sistema, con cupo mínimo del 70% de ese total para las pymes. En ese caso, los bancos prestarían obligatoriamente a las pymes a una tasa subsidiada que esté 10 puntos porcentuales por debajo de la inflación esperada, según los resultados de la encuesta de expectativas que realiza mensualmente la entidad.

 

Por último, desde el PJ señalan la necesidad de extender y facilitar el acceso a los montos del Programa de Recuperación Productiva (REPRO) y fortalecer la Comisión de Defensa de la Competencia