Con la desaceleración de casos, se disponen a reabrir sus fronteras con la intención de reactivar el turismo.

Tras ser azotados por la pandemia del coronavirus, Italia y España avanzan hacia la “nueva normalidad” tras las mejoras en las cifras de contagios y muertes por el nuevo coronavirus. Ambos países confinaron totalmente sus territorios a inicios del 2020 y llegaron a ser los principales focos de infección de la COVID-19.

 

Actualmente, ambos países se disponen a reabrir sus fronteras con la intención de reactivar el turismo. Italia ya inició el proceso este 3 de junio. En tanto, España prevé hacerlo para el 1 de julio.

 

España logró mantener estables las cifras generales de coronavirus desde que inició su desescalada, a finales de abril. Se convirtió en el tercer país de Europa más golpeado por la pandemia. Sin embargo, su fase de vuelta a la normalidad está ocurriendo sin muchos inconvenientes.

 

Las primeras medidas implicaron un permiso de salida para los menores. Y aunque hubo algunas subidas en los reportes de infecciones, el gobierno de Pedro Sánchez se dispone a continuar con la “fase 2” de la pandemia.

 

Por ahora, está programado el restablecimiento total de la movilidad dentro del territorio para el 21 de junio

 

En Italia, en tanto, la disminución de casos arrancó el pasado 4 de mayo. El reinicio de actividades se fue dando de manera gradual. Los cafés, restaurantes y museos fueron algunos de los negocios que se reactivaron.

 

Las personas ya no tienen impedimento para movilizarse, aunque mantienen medidas de seguridad para evitar un repunte de contagio. En los próximos días, se espera el turno de teatros y cines, con fecha prevista para el 15 de junio.