La modelo dijo en “Intrusos” que finalizó su relación con el empresario.

Ingrid Grudke confirmó que se separó de Cristóbal López. “Yo no tengo nada que ver con sus cosas, soy Ingrid sola. Simplemente fui su pareja, entonces, vivo mi vida”, dijo la modelo a Intrusos. Ante la repregunta del periodista sobre por qué se refería al empresario en pasado, respondió: “Bueno, estoy separada”.

 

“Me conocen, saben cómo soy, me enamore de una persona. Uno tiene sentimientos, no soy víctima ni culpable, siempre viví intensamente y en el momento. No siento que tenga que dar explicaciones. Nadie es santo en el país ni en el mundo y el único que puede juzgarme es Dios. Yo hablaba de lo que yo sentía, que sentía que me culpan por querer a alguien”, agregó.

 

Los rumores que hacían referencia a una crisis de pareja venían sonando desde hacía un tiempo, pero ninguna de las dos partes se había referido al tema: “De esta relación no hablo más”, fue lo único que atinó a decir ella en El diario de Mariana, a fines de noviembre.

 

La modelo y el empresario se mostraron en público por primera vez a fines del 2014, en un show de Los Pimpinela. Sin embargo, y a pesar de que en ese momento hicieron de esa forma conocido su noviazgo, siempre mantuvieron el perfil bajo.

 

Cuando empezaron a hacerse públicas las denuncias contra López, hace más de un año, ella salió a defenderlo: “Todo lo que dicen de él nunca lo vi, jamás, realmente; si llegase a ver algo así, lo pensaré, lo evaluaré, pero no hay nada de eso. No tengo ningún indicio para no creer en él”.

 

Actualmente, Ingrid se encuentra en Mar del Plata, haciendo temporada con la obra de teatro Como el culo, con Marcelo de Bellis, Walter Quiróz, Diego Reinhold, Nicolás Scarpino, Gonzalo Suárez, Fernanda Metilli y Ariel Basaldúa.

 

Hace una semana, López se entregó a la Justicia, luego de que el juez Julián Ercolini ordenara su detención, en el marco de la causa en la que está acusado de evadir ocho mil millones de pesos del impuesto a los combustibles a través de su empresa OIL.