El hospital Vera Barros hoy puede operar cirugías renales que antes no se hacían.; Se realizó un procedimiento denominado “Nefrolitotomia Percutánea”, que consiste en realizar un pequeño orificio en la región lumbar, por donde se extraen los cálculos o litos que se encuentran en el riñón. Ésta técnica se emplea cuando los cálculos son de gran tamaño, o no han respondido a otros tratamientos.

Con la gestión de la ministra, Judit Díaz Bazán y el equipo directivo de la institución sanitaria, encabezado por el Dr. Sebastián Parisi, el hospital Enrique Vera Barros continúa dando respuestas a los riojanos, con cirugías que antes eran derivadas a centros de mayor complejidad.

 

En la ocasión, la cirugía fue realizada por urólogos del hospital Vera Barros, (Víctor Hugo González, Carlos Olivera y Jesús Cubillo) que meses atrás habían sido guiados por el jefe de servicio de urología del Hospital Privado de Córdoba, Raúl Horacio Colla. En esta ocasión, fue beneficiada una paciente de Patquía de 23 años sin obra social con un procedimiento pagado por el hospital público.

 

El jefe de servicio de urología del hospital Vera Barros, Víctor Hugo González comentó que “se utilizaron equipamientos de última generación comprados con la gestión de la ministra Judit Díaz Bazán, el director general Sebastián Parisi, la directora médica Silvana Ocampo, y la directora de gestión hospitalaria María Elena Dávila”.

 

A su vez sostuvo que la cirugía fue una curva de aprendizaje bastante lenta “hemos tenido la posibilidad de instruirnos con profesionales que vinieron de Córdoba a La Rioja y ahora nos tocó hacerla solos, con muy buenos resultados”.

 

En éste sentido González habló sobre el estado de salud de la paciente, y resaltó la pronta recuperación de la misma, informando que luego del procedimiento quirúrgico (mínimamente invasivo), pasó a sala común para observación. “Actualmente presenta buena evolución, y pronto recibirá el alta médica”.

 

Cabe resaltar que éste tipo de procedimientos quirúrgicos aportan muchos beneficios tanto para el paciente, teniendo en cuenta que se tratan de cirugías mínimamente invasivas, que si salen bien, tienen pronta recuperación; cómo así también para la salud pública de la Provincia donde se evitan gastos de derivaciones dando respuesta cerca de la gente.

 

Finalmente el Jefe de Urología agradeció a los urólogos que forman parte de su equipo de trabajo, pero también puso en valor “a las instrumentadoras quirúrgicas, anestesiólogas, radiólogo que manejó el Arco en C durante la cirugía, y todo el personal de quirófano central, que siempre están predispuestos a brindar lo mejor de cada uno, para que un riojano más, pueda mejorar su calidad de vida, con cirugías de alta complejidad que le permitan seguir teniendo buena salud”.

 

fb83a2b0-9232-47ec-a558-ed81ab3bd8f9

6200fc7a-01a6-4d8e-adcf-f20e55270419

6ebd0111-c183-4e39-81fd-3cdc4719f97c