Se trata de un cierre de ductus, mediante una cirugía de tórax abierto, en el marco del proyecto de cardiopatías congénitas, que contó con la participación de profesionales de Buenos Aires y La Rioja.  Hacé Click para Ver el Video…

La beba que nació de forma prematura, con 31 semanas de gestación, presentaba una cardiopatía congénita, un ductus arterioso persistente, por lo que tuvo que ser intervenida de forma temprana.

 

La cirugía estuvo a cargo del cirujano Cardiovascular Pediátrico del Hospital de Niños Elizalde, Dr Ignacio Lugones, quien actuó en conjunto con el personal del servicio de Neonatología del Hospital de la Madre y del Niño.

 

Al respecto, el doctor Lugones explicó que esta patología es muy frecuente en bebés que nacen antes de término, ya que falla el sistema de cierre de comunicación que une la aorta con la arteria pulmonar. “Si esta cardiopatía no era corregida en los primeros días de vida de la pequeña, podía tener repercusión en el funcionamiento de su corazón, sobre los pulmones generando complicaciones serias que ponían en riesgo su vida”.

 

Lugones manifestó que la cirugía fue realizada con éxito, sin ninguna complicación. “La paciente evoluciona de forma favorable, ha tolerado bien el procedimiento, y pudo mantener sus valores normales. Una vez resueLta la cardiopatía, el deterioro cardíaco es practicamente nulo. Logramos curar su cardiopatía”.

 

Asimismo, el profesional explicó que la decisión de realizar la intervención quirúrgica en nuestra Provincia fue clave, teniendo en cuenta el estado de salud y la inestabilidad de la paciente para lo que se debió preparar un quirófano aislado a fin de proceder con la cirugía a cielo abierto.

 

Mediante estos complejos procedimientos, salud pública avanza en el tratamiento de cardiopatías congénitas, siendo una política sanitaria prioritaria del gobernador Sergio Casas y de la ministra de salud, Judit Díaz Bazán.

 

249703be-8e8c-4a1b-b07a-e8b06762dadd

36a6a00f-9ad4-4ce6-839b-041a23a07769

b50030e1-8f24-4762-a69f-d0afa0907e14