Marcelo Brazovic evalúa, al igual que la familia Icardi, en iniciar acciones legales contra los medios italianos que difundieron el rumor.

Marcelo Brazovic, el compañero de Mauro Icardi en el Inter, rompió el silencio este martes tras ser vinculado sentimentalmente semanas atrás con Wanda Nara.

 

Los rumores fueron lanzados por dos medios italianos, y ahora, el futbolista decidió ponerles punto final a través de su abogado, quien analiza hacer una demanda civil y penal.

 

Danilo Buongiorno, su letrado, envió un comunicado en el que aseguró que “nunca hubo una relación con la señora Wanda Nara”. “Todos los datos fueron falsos, obtenidos de grabaciones de audios anónimos y luego replicados sin ningún tipo de comprobación de la fuente. Son difamatorios, ilegales y dañan la imagen del futbolista”, aseguró.

 

Cuando estalló la versión, Wanda también hizo un descargo en Instagram. “Han aparecido muchas mentiras sobre mí y mi familia. En general, no respondo, pero en este caso tengo que hacerlo porque lo que se dice es de gravedad”, escribió.

 

Y luego amplió: “¡Todas mentiras y calumnias infundadas! Antes que nada, soy mamá, y cuido de mis cinco hijos; estamos siempre con ellos. Y, luego, soy la esposa de Mauro”.