En ese marco, el funcionario porteño expresó su “solidaridad” con el equipo periodístico de C5N.

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, afirmó este viernes en su parte diario que el rol de los líderes políticos es “cuidar el encuentro de la sociedad y no estimular el desencuentro”, en el marco de la pandemia por coronavirus, y en relación a las protestas que se registraron ayer en el Obelisco y otros puntos del país en contra el aislamiento social.

 

Quirós fue consultado también sobre los hechos de violencia contra un equipo periodístico de C5N durante las protestas de ayer, convocada a través de las redes sociales.

 

En ese marco, el funcionario porteño expresó su “solidaridad” con los agredidos y opinó: “No vamos a poder construir un país con significado para todos si no somos posibles de dialogar, acordar y zanjar nuestras diferencias, y este método nunca puede ser la violencia”.

 

“El mundo en general, la Argentina en particular y la Ciudad de Buenos Aires estamos viviendo un momento de trauma social prolongado; llevamos muchos meses con mucho dolor y muchas dificultades, con mucha gente pasándola mal”, evaluó el funcionario. En este contexto, consideró que “es responsabilidad de los líderes buscar las coincidencias de la sociedad, que tiene matices y, a veces, desencuentros importantes”.

 

Asimismo, consideró que, “en momentos tan difíciles, con tantas tensiones, lo importante es respetar la expresión de todo el mundo”, y entendió que “la gente necesita expresarse porque están atravesando una situación difícil”.Al opinar sobre el impacto sanitario de este tipo de manifestaciones, Quirós dijo que “estas expresiones de la ciudadanía las tenemos que hacer con mucho cuidado”.

 

“En la ciudad de Buenos Aires vi mucha gente en auto, que es una manera relativamente apropiada de expresarse, algunas personas caminando con barbijo y con distancia, y algunas otras pocas sin barbijo”, comentó Quirós.

 

En ese marco, insistió: “Necesitamos sobre todo buscar espacios de entendimiento, y los líderes tenemos que cuidar ese encuentro y no estimular el desencuentro”. “La violencia no conduce a nada, sino a más desencuentro y las expresiones populares son muy importantes, pero hay que hacerlas con el cuidado que nos impone esta pandemia”, finalizó.