En la Escuela de Cadetes hay que hacer cirugía mayor, expresó el Secretario de DDHH de la Provincia de La Rioja, Delfor Brizuela, al participar del velatorio del Cadete Emanuel Garay, el domingo 11 de febrero, en la localidad de Portezuelo, departamento Juan Facundo Quiroga. Es importante la designación de nuevas autoridades en La Escuela, como inicio de una revisión a fondo necesaria, es la oportunidad de reformas genuinas. No basta cambio de nombres.agregó.

De lo contrario se perderá una oportunidad, mediada por el dolor irreparable de una muerte, de transformar la institución policial, en un organismo profesional, seriamente comprometido con la ley y protector de los ciudadanos.

 

c7b16f86-711f-4a11-bb31-44bca7fe44c0

La Policía y sus miembros, son valorados por la sociedad. Los que integran las fuerzas de Seguridad, vienen de familias de la comunidad. Por lo tanto, revisar y modificar, concepciones y prácticas ” reñidas” con la naturaleza más profunda de sus funciones y legitimidad, no es animosidad hacia ella y sus miembros. Todo lo contrario. Es recuperar su rol, “manchado” por conductas y lógicas, enfrentadas con su esencia y razón de ser. Además, la Policía no es un órgano extraño, autónomo y que se autoregule. Justamente esa tendencia fué y es, la causa de sus males.

 

No es el autoritarismo, la prepotencia y el trato humillante, la raiz del temperamento y el temple policial. Todo lo contrario. La distorsión conceptual y práctica, ha conducido a consecuencias graves y dolorosas, como tantos casos de “violencia institucional”, atropellos y arbitrariedad, como también, situaciones irreparables, gravísimas y trágicas, como la muerte del Cadete Emanuel Garay y las gravísimas lesiones de otros cadetes.

 

Por eso, junto con la prosecución de la causa judicial en búsqueda de Justicia, es responsabilidad de todos, que éstas circunstancias irritantes desde todo punto de vista, no queden en “maquillaje” sino, transformen a fondo, la educación y acción de la fuerza policial, identificada con la ley, las buenas prácticas y la protección del pueblo y los ciudadanos, concluyó el Secretario, quién luego de acompañar a la familia Garay se dirigió al hospital a interiorizarse de los demás cadetes, aún internados en el Hospital Vera Barros.

 

05413560-0229-4f3e-a832-7acd71979b3c

9421f70f-2be4-4c7b-a940-cf7520a0a702