Marcos Aguinis, Federico Andahazi y Alejandro Borensztein, entre otros, dijeron que “hicieron un daño inconmensurable” a la comunidad judía.

Al igual que el Consejo Federal de la DAIA, un grupo de intelectuales judíos pidió la renuncia de toda la cúpula de la entidad judía, tras el escándalo que provocó la denuncia de Esmeralda Mitre contra su expresidente Ariel Cohen Sabban. La actriz no solo lo acusó de haberla acosado sexualmente sino que le pidió U$S 80 mil dólares como extorsión.

 

“El daño que ha causado el ahora extitular de la institución, Ariel Cohen Sabban, a la comunidad judía es inconmensurable”, señalaron los intelectuales a través de un comunicado firmado por Marcos Aguinis, Federico Andahazi, Marcelo Birmajer, Alejandro Borensztein, Diana Cohen Agrest, Santiago Kovadloff, Alfredo Leuco, Fanny Mandelbaum, Daniel Sabsay, Julián Schvindlerman y David Stalman.

 

Según criticaron, Cohen Sabban usó el nombre de la DAIA con fines “impropios” y además pretendió refugiarse en la investidura que otorga la representación política de la colectividad judía. “Cometió actos repudiables, reñidos con el decoro, la ética y la ley”, afirmaron.

 

Sin embargo, no todas las críticas fueron contra el expresidente de la entidad judía. “El silencio de toda la comisión directiva durante siete largos días una vez enterada del inaudito caso, que permaneció callada con la esperanza secreta de que nada de esta mala conducta trascendiera a la esfera pública, la convierte en cómplice irresponsable”, plantearon. Por este motivo, los intelectuales exigieron la renuncia inmediata de toda la actual dirigencia de la DAIA.

 

“Esperamos que mentes más lúcidas y temperamentos más íntegros insuflen aires frescos a una institución hoy desacreditada y urgentemente necesitada de una reparación política y moral absoluta”, remarcaron.

 

La denuncia de Esmeralda Mitre

El escándalo empezó después de que Mitre pusiera en duda en una entrevista la cantidad de víctimas del nazismo. “Es como pasó con el Holocausto, dijeron que eran 6 millones pero quizá no fueron tantos”, sostuvo. En ese momento, la actriz intentó aclarar una polémica frase de su expareja, Darío Lopérfido, sobre el número de desaparecidos durante la última dictadura militar en la Argentina.

 

A raíz de su declaración, el entonces presidente de la DAIA salió al cruce: “No puede ni debe existir duda alguna sobre el número de judíos asesinados durante el nazismo”. La artista se reunió con los dirigentes para aclarar la situación y luego pidió disculpas.

 

No obstante, Cohen Sabban insistió en ir a su casa para conversar en privado con ella. Mitre reveló que en ese encuentro, el exdirectivo le dijo: “Te pido por favor que te sientes al lado, vení, te quiero salvar, te voy a ayudar, te puedo abrazar? Abrazame fuerte”.

 

“Me puse una reunión para que él se tenga que ir: le dije que esperaba a un director de cine, pero él no se quería ir. Antes de esto me empieza a abrazar de vuelta, me toca un pecho y me quiere dar un beso en la boca. Me levanto del sillón y le digo que se tenía que ir. Se pone nervioso, entra en una crisis”, explicó la actriz en diálogo con Radio Mitre.

 

Por su parte, Alberto Indij, nuevo titular de la DAIA, calificó de “dudosas” las acusaciones de Mitre y le pidió a la Justicia que esclarezca el hecho. “Cohen Sabban cuenta otra historia, dice que no le pidió dinero, que solo le aconsejó algunas acciones para limpiar su imagen tras sus dichos y si uno lee todas las declaraciones es un tema dudoso”, afirmó.

 

Sin embargo, ayer trascendieron unos audios de WhatsApp entre Mitre y Cohen Sabban que probarían parte de la denuncia de la actriz. En una de las grabaciones de voz, la artista se refiere a un reclamo del expresidente de la entidad para que haga un viaje a un campo de concentración en Alemania, aunque el dirigente primero dice que “no pidió nada” pero luego aclara que le propuso “una serie de acciones” que podrían beneficiar su situación.