El candidato a gobernador bonaerense por el Frente de Todos, Axel Kicillof y su compañera de fórmula, Verónica Magario, encabezaron esta tarde desde la ciudad de La Plata, el acto de cierre de campaña junto a la candidata a vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

Desde el Paseo del Bosque y acompañado por la candidata a intendenta, Florencia Saintout, Kicillof afirmó: “Este es el último acto de una campaña que comenzó hace cuatro años. Mientras transcurrían las cosas que vimos de este gobierno, por abajo se estaba gestando un proceso de construcción política que hoy viene a presentarse a una elección para transformar el país, la Provincia, y cada uno de los municipios”.

 

En ese marco, Kicillof agradeció a Cristina Fernández de Kirchner “por la visión estratégica y la generosidad que ha tenido con todos nosotros”; a Alberto Fernández, por “su compromiso y trabajo”; a Verónica Magario, “por la confianza, y porque hizo la proeza de hacer una campaña y al mismo tiempo, ser intendenta de La Matanza, el municipio más grande la Argentina”. A los intendentes de la Provincia: “por haber puesto el cuerpo, la inteligencia y el sacrificio. A nuestros candidatos, al equipo de campaña, a mi compañera y a mis hijos”.

 

“Fue una campaña que se trató de recorrer, escuchar, ser solidarios y tender puentes; de cerrar esa grieta que querían crear para que no le pudiéramos hablar a otro argentino”. Una grieta, que aseguró no haber visto “en ningún lado de la Provincia de Buenos Aires”.

 

“Hoy estamos atestiguando el fracaso de Macri y Vidal, no solo un fracaso económico respecto de lo que ellos prometían, sino un fracaso en una forma de concebir y gobernar”, señaló Kicillof.

 

Y agregó: “No es que por haber votado al Frente de Todos la economía iba mal, sino porque la economía iba mal, castigaron al trabajador, al jubilado, al maestro, a la maestra; y nuestra sociedad no dijo ‘que se vayan todos’, votó al FDT”.

 

“Venimos a reparar lo que rompieron, a recuperar los derechos que sacaron, a acompañar a los que sufren y sufrieron, y después de eso venimos a integrar a la Provincia de Buenos Aires para devolverle su identidad”, expresó Kicillof.

 

A su vez, la ex presidente sostuvo que “Donde se quiebran los lazos de solidaridad se termina como termina con lo que está pasando allí”, tras una ola de aplausos, la actual senadora nacional agregó que “no va a haber felicidad para nadie si no reparamos en lo que le está pasando al que está al lado”. “Hay que democratizar la economía, sino se va a ser muy difícil construir una realidad mejor”, cerró.