Cristina Fernández de Kirchner, la senadora por la provincia de Buenos Aires, y Eduardo Feinnmann se presentaron en Tribunales para una audiencia de conciliación, en una demanda civil iniciada al periodista, y no alcanzaron un acuerdo.

“Las partes manifiestan la imposibilidad de arribar a un acuerdo”, dejó constancia en el acta el juez en lo civil Juan Manuel Converset, tras recibir a ambas partes en su juzgado del primer piso de Avenida de los Inmigrantes 1950, en el barrio porteño de Retiro.

La senadora y el periodista tuvieron su primera audiencia en agosto de 2016, que fue de conciliación con una mediadora, pero a falta de un acuerdo el caso avanzó a la instancia de demanda en el fuero civil. La actual legisladora llegó pasadas las 10 a tribunales e ingresó por una puerta lateral, en tanto que el periodista había arribado poco antes por el acceso principal.

 

En los pasillos del juzgado esperaron los custodios de la ex presidenta y empleados judiciales del edificio que buscaban saludar a la ex presidenta. Ya dentro del juzgado, la ex mandataria y el periodista no se cruzaron y mediante sus abogados hicieron saber la imposibilidad de arribar a un acuerdo, con lo cual la causa se abrirá a prueba.