Un dique de contención de residuos de la minera Vale cedió este viernes en el estado brasileño de Minas Gerais.

De acuerdo con el gobernador estatal, se recuperaron los primeros siete cuerpos.

 

Unas 50 personas murieron y hay entre 200 y 300 desaparecidos como consecuencia de la ruptura de un dique de residuos de la minera Vale en el estado brasileño de Monas Gerais, según informaciones de Defensa Civil.

 

Así lo confirmó el alcalde de Brumadinho, Avimar de Melo Barcelos, a medios locales.

 

Por su parte, las autoridades de Minas Gerais reportaron que fueron recuperados siete cuerpos, y que unas 150 personas continúan desaparecidas.

 

“Hay alrededor de 200 desaparecidos”, informaron más temprano los bomberos, en lo que fue el primer reporte oficial de la catástrofe en el sudeste de Brasil.

 

Un dique de contención de residuos de la minera Vale cedió este viernes en el estado brasileño de Minas Gerais, dejando “varios muertos”, según los primeros testimonios, dijo a la agencia de noticias AFP un portavoz del cuerpo de bomberos.

 

Por la tarde del viernes, en una ronda con periodistas, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, explicó que ya había ordenado el envió de tropas para que trabajen en el lugar, y la formación de un comité de emergencias que siga el tema.

 

“Lamento lo ocurrido en Brumadinho-Minas Gerais. Determiné el desplazamiento de los ministros de Desarrollo Regional y Minas y Energía, y de nuestro secretario Nacional de Defensa Civil para la Región”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

 

Por su parte, el CEO de Vale, Fabio Schvartsman, dijo que dos tercios de los aproximadamente 300 trabajadores de la mina de mineral de hierro desaparecieron el viernes después de que el colapso de una represa liberó un torrente de lodo que atravesó la cafetería a la hora del almuerzo.

 

En 2015, la ruptura de un dique minero de Vale y BHP-Billiton en Mariana, otra localidad de Minas Gerais, dejó 19 muertos, en el mayor desastre ambiental de la historia de Brasil. Medios de Brasil recogieron opiniones de expertos que afirmaban que la actual tenía menos consecuencias ambientales, pero mayor costo humano que la de entonces.

 

Vale informó en un comunicado que la ruptura de este viernes se produjo a inicios de la tarde y que su “prioridad total, en este momento, es preservar y proteger la vida de los empleados y de los habitantes”. El documento no dice nada sobre las causas del siniestro.

 

Alrededor de las 13:30, el Ayuntamiento de Brumadinho alertó en sus redes sociales para que la población de la ciudad no se acerque a la zona y se mantenga a resguardo.

 

Imágenes áreas difundidas por los bomberos muestran impresionantes riadas de lodo avanzando sobre grandes superficies de vegetación. La televisión mostró casas destruidas.

 

El municipio de Brumadinho, que se encuentra a 4,5 kilómetros del gran museo a cielo abierto de Inhotim, pidió en las redes sociales que la población se mantenga alejada del río Paraopeba, sobre el que estaba construida la presa.