Luego de la decisión de Carolina Stanley, ministra de Desarrollo Social, de no recibir a los referentes de movimientos sociales que realizaron un acampe en la sede de su ministerio, la Policía de la Ciudad reprimió a los manifestantes para desalojar la protesta.

Desde el Gobierno indicaron que les exigieron a las organizaciones que cesen el acampe para comenzar a dialogar, posición que no es compartida por los protagonistas de las demandas, como el Polo Obrero y Barrios de Pie, entre otras agrupaciones, que ratificaron demandas como aumentos en las asignaciones, incremento de los alimentos para los comedores y aperturas en los planes sociales y pidieron cónclave con Stanley.

 

En la tarde del miércoles, los colectivos sociales intentaron cortar el metrobús lo que generó la rápida reacción de las fuerzas de seguridad, que utilizaron gases lacrimógenos para dispersar la manifestación.

 

Eduardo Belliboni, referente del Polo Obrero, expresó que “fracasó” una reunión que mantuvo con representantes de la cartera de Stanley, en la que -según resaltó- “no hubo respuestas” a los pedidos de la organización. También mencionó que en el encuentro, del que no participó la ministra, reclamaron “por tres puntos” pero lamentó que “no dieron respuesta a ninguno”.

 

“Queremos apertura de programas sociales porque sigue habiendo 450 mil programas pero no abren nuevos para nuevos desocupados. También queremos aumento del ingreso para los programas vigentes y aumento de las raciones para escuelas”, detalló el dirigente.

 

En tanto Silvia Saravia, líder de Barrios de Pie, señaló ante Radio Cooperativa que «la ministra está jugando con una situación muy importante. Nosotros hacemos una protesta pacífica pero a la ministra le molesta porque es justo enfrente de su ministerio. Creo que tiene que responder con responsabilidad y en vez de preocuparse por la manifestación debería revisar porque no llegan a comedores y merenderos leche por ejemplo, no llegaron los alimentos de agosto».