En los últimos timbreos, además, en los que participaron Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, no existió información precisa acerca de los destinos para evitar escraches.

Por otro lado, y tal como reconocen en off miembros del espacio, “dejó de ser una actividad para escuchar a los vecinos, los dirigentes están más preocupados por salir en los diarios”.

 

Una marca registrada para Cambiemos como los timbreos, una estrategia política que busca generar una relación cercana y directa entre “políticos” y “vecinos”, puede pasar a la historia para el oficialismo. Tal como indicaron fuentes partidarias a Infobae, la actividad perdió espontaneidad y, dado el contexto de crisis económica, carece de efecto ante el creciente mal humor social.

 

En los últimos timbreos, además, en los que participaron Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, no existió información precisa acerca de los destinos para evitar escraches. Por otro lado, y tal como reconocen en off miembros del espacio, “dejó de ser una actividad para escuchar a los vecinos, los dirigentes están más preocupados por salir en los diarios”.

 

Aún es una incógnita si la herramienta que le generó resultados positivos al PRO puede ser reemplazada. Dependerá de la visión de su consultor estrella, Jaime Durán Barba, hoy con problemas de salud y con ciertas desavenencias con jefatura de Marcos Peña. Hasta el momento, se analiza realizar acciones segmentadas en el futuro.

 

Mientras tanto, la imagen negativa de la gestión continúa creciendo. Management & Fit establece que en junio “se registró una nueva caída del ‘Optimismo político’, el cual se sitúa en 28,7 puntos, con una variación negativa de 1 punto”.

 

“En el plano político -sostuvo el analista Juan Pablo Hedo- las principales caídas se dieron en torno a las ‘Expectativas sobre la situación política futura’, especialmente en un mayor pesimismo en la percepción sobre la ‘Capacidad futura del Gobierno para resolver problemas’, que varió 2,1 puntos de manera negativa. Por otro lado, aumentó la proporción de personas que cree que el Gobierno ‘gobierna para intereses particulares en detrimento del bien general’: este indicador cayó 3,3 puntos”.