En el Estadio 15 de Abril, el “Xeneize” vence 3-1 a Unión con tantos de Tevez, Ábila y Almendra (Fragapane había abierto el marcador).

Boca pisó fuerte en el Estadio 15 de abril de Santa Fe y revirtió un difícil partido ante Unión en el comienzo de la 21ª fecha de la Superliga: se impuso por 3-1 y quedó cerca de cerrar su boleto a la próxima edición de la Copa Libertadores.

 

Fue un primer tiempo atractivo, de ida y vuelta, con polémicas. Apenas pasaron 5 minutos hasta que Ramón Ábila intentó gritar su gol, pero la jugada estuvo bien anulada previamente por el empujón sobre Yeimar Gómez Andrade.

 

Instantes más tarde, un disparo desde afuera de Diego Zabala terminó en un córner clave en el trámite. En esa pelota parada, Carlos Izquierdoz tomó al colombiano Gómez Andrade y el árbitro Andrés Merlos no dudó en cobrar el penal. El encargado de cambiarlo por gol fue Frango Fragapane.

 

Más allá de dos situaciones discutidas con los offsides cobrados a Nahitan Nánez y “Wanchope”, no hubo demasiado margen para el peligro. Apenas un disparo de Sebastián Villa que pasó cerca del arco de Nereo Fernández.

 

Para lo que sí hubo tiempo fue para la inesperada reacción de Damián Martínez con el tiempo cumplido. Le pegó un codazo a Iván Marcone cuando la pelota no estaba en juego y Merlos le mostró la roja.

 

Pasaba poco y nada en el complemento. Ya había ingresado Carlos Tevez y Mauro Zárate había incomodado con un disparo desde lejos. Sin embargo, el golpe de efecto lo dio “Wanchope” cuando alcanzó el empate. Fue un centro de Julio Buffarini desde la derecha y un defectuoso cabezazo de Emmanuel Mas lo que resolvió la situación. Ahí apareció el ex Huracán para capturar la pelota perdida y señalar el gol por abajo del cuerpo de Nereo.

 

A los 28 minutos, un taco del “Bebelo” Reynoso liberó la zona para Nahitan Nandez. Tras el centro, la pelota volvió a la posición del uruguayo que la metió al medio de cabeza. Un despeje corto le dejó el gol servido al “Apache”, que desde el punto del penal sacó un disparo inatajable para el 2-1.

 

Ya sobre el final del duelo, y luego de un disparo de Nandez en el palo en las acciones previas, llegó el cierre del juego: centro de Buffarini que apareció en soledad por el sector derecho y cabezazo limpio de Agustín Almendra para poner cifras definitivas al choque.

 

Boca suma 41 puntos y está a siete unidades del líder Racing, que jugará el domingo contra Estudiantes en Avellaneda. Sin embargo, lo importante es que le sacó ocho de distancia a River y Vélez en la puja por clasificar a la próxima Libertadores. Ahora deberá renovar la mente: el próximo martes debutará en la Copa Libertadores en Bolivia ante Jorge Wilstermann.